Almazara Vilà

El año 1942 empezó una historia de tradición y esfuerzo, se fundó la Almazara Vilà. Más de 75 años haciendo aceite de calidad, cuidando para obtener un producto digno de nuestras tierras y generación tras generación transmitiendo la esencia de hacer un buen aceite.

A lo largo de estos años y fruto de la modernización de los tiempos, la estructura de la almazara ha ido experimentando una serie de mejoras en la producción, enmagatzemantge, infraestructura, logística, etc. pero siempre manteniendo la filosofía tradicional que ha caracterizado a la familia Vilà.

El año 2013, fue un punto de inflexión en la almazara, con la creación de una nueva bodega que significó la mejora en la capacidad de almacenaje de la almazara ante el incremento de producción de los agricultores en los últimos años y que demuestra la adaptación de la almazara a las necesidades de sus productores.

La Almazera Vilà disfruta de toda l’infraestructura necesaria en la producción de aceite, todas las fases en este proceso están cubiertas, zona de entrada de fruto, sistema de extracción en frío para conseguir un aceite virgen extra, zona de envasado y finalmente etapa d’enmagatzemantge, además hay que destacar que la almazara es energéticamente autosostenible con la implantación en los últimos años del aprovechamiento de un sotsproducte como es oso de la aceituna, el garbancillo, utilizado como biomasa y que también se comercializa a los clientes interesados.

Ese mismo año, Almazara Vilà, ha ampliado las instalaciones dedicadas a la separación y extracción del aceite, con la incorporación de un nuevo decanter ante el incremento de producción de los últimos años y las buenas previsiones de cara a las nuevas campañas próximos .

Una vez más Almazara Vilà se posiciona con los grandes productores de aceite de las tierras de Lleida, quiera ser un referente oleícola y tradicional del sector en unas tierras de arbequina cada vez más demandadas por el consumidor nacional e internacional.