«El resultado del esfuerzo, el cuidado en nuestro trabajo, el trato al fruto y el conocimiento histórico de nuestra tradición hacen que podamos ofrecer un aceite propio con un carácter especial y unas virtudes propias de una tierra de olivos que mezcla todos los aromas y esencias en un jugo de oliva innato de la familia Vilà»

Cuatro Pilares Sostienen la Calidad de Nuestro Aceite:

Oli-vila-Filtrat-portada

Aceite 100% Virgen Extra

Aceite Vilà produce solamente un aceite de categoría virgen extra, el más alto en los niveles que clasifican los aceites, se obtiene con procedimientos mecánicos, en condiciones óptimas que no alteren el aceite y sin más tratamiento que el lavado de las aceitunas, la decantación, centrifugado y filtrado. El entorno del Cogul, así como los parámetros geográficos de la comarca de las Garrigues, hacen que el fruto tenga unas características particulares que luego se transmiten al aceite.

El aceite Vilà es un aceite con cuerpo y carácter, afrutado y con tributos al paladar como la almendra, el plátano y la manzana, con aromas vegetales de hierba cortada y connotaciones de alcachofas y otras verduras del entorno, que, en su conjunto forma un cuerpo intenso y con gran potencial en el paladar y la nariz, muy destacado por su uso en crudo.

Cabe destacar las propiedades antioxidantes de nuestro aceite y al mismo tiempo es la base de la dieta mediterránea que lo convierten en la mejor de las grasas vegetales tanto a nivel saludable como gastronómico. Como aceite virgen extra, mantiene los niveles máximos de acidez y con carencia de defectos.

oliva-arbequina-cosecha-les-garrigues-600x388

Oliva Arbequina

El Cogul es una tierra históricamente olivos, donde se encuentran árboles milenarios, nuevas plantaciones, su paisaje, su posición geográfica y sus características demográficas convierten el Cogul en una zona única y con un impacto importante en las características de los olivos.

El Cogul es un pueblo tradicional, que conserva unas costumbres para con el cultivo y trato con el campo que se han ido pasando de generación en generación. Sus tierras han sido históricamente de secano pero con la llegada del siglo XX se hizo la apertura y creación de una acequia para garantizar el riego de los huertos y que han hecho que el agua pueda llegar a diferentes cultivos de olivos que han potenciado la calidad del fruto.

El pueblo conserva casas del siglo XVI y XVII con calles características y con las famosas pinturas rupestres de más de 10.000 años de antigüedad declaradas patrimonio mundial por la UNESCO. Nos encontramos ante un pueblo con una singularidad y tradición especial donde se respira un aire histórico y de artesanía, reflejado en el aceite…

34

Producto Tradicional e Histórico

El aceite Vilà, se caracteriza principalmente por la calidad en su elaboración. Con un proceso de selección detallado de las aceitunas utilizadas en la obtención del «jugo» de la aceituna y mediante procedimientos mecánicos se busca la obtención de un aceite extra virgen respetando las características naturales del fruto y el resultado determina un aceite característico en aroma, carácter y apariencia que hacen del aceite Vilà un producto ya tradicional y consolidado en el mundo Oleari.

Con tradición desde 1942, las diferentes generaciones Vilà han respetado el procedimiento tradicional en la extracción del aceite dando siempre prioridad a la obtención de un producto singular mediante una molturación que respeta la composición natural de la aceituna y que evita la pérdida de los aromas característicos de la aceituna arbequina de la comarca garriguenca.

Con más de 75 años de producción, se garantiza una calidad de un nivel superior, y el respeto en el proceso de extracción del jugo de la aceituna arbequina para garantizar la conservación de todos los aromas y sabores del aceite Vilà, procesos tradicionales que mezclan la historia y tradición en la obtención de aceite con las bases modernas de higiene y calidad.

Oli-Vilà-Cogul

El Cogul, Tierra de Olivos

El Cogul es una tierra históricamente olivos, donde se encuentran árboles milenarios, nuevas plantaciones, su paisaje, su posición geográfica y sus características demográficas convierten el Cogul en una zona única y con un impacto importante en las características de los olivos.

El Cogul es un pueblo tradicional, que conserva unas costumbres para con el cultivo y trato con el campo que se han ido pasando de generación en generación. Sus tierras han sido históricamente de secano pero con la llegada del siglo XX se hizo la apertura y creación de una acequia para garantizar el riego de los huertos y que han hecho que el agua pueda llegar a diferentes cultivos de olivos que han potenciado la calidad del fruto.

El pueblo conserva casas del siglo XVI y XVII con calles características y con las famosas pinturas rupestres de más de 10.000 años de antigüedad declaradas patrimonio mundial por la UNESCO. Nos encontramos ante un pueblo con una singularidad y tradición especial donde se respira un aire histórico y de artesanía, reflejado en el aceite…